Hola amigos, llega la despedida…

Después de un periplo de dos años en la red de redes a través de mi blog, después de 147.446 páginas vistas en mi sitio, 50.331 visitas, 13.123 visitantes únicos, después de esto y mucho más que he tenido el privilegio de vivir, este blog llega a su final.

Después de un periplo de dos años en la red de redes a través de mi blog, después de 147.446 páginas vistas en mi sitio, 50.331 visitas, 13.123 visitantes únicos, después de esto y mucho más que he tenido el privilegio de vivir, este blog llega a su final.

Cada cosa llega en su momento, tiene un inicio y un fin, y éste, es el final de mi presencia a nivel personal en la red.

He tenido el enorme placer de conocer personalmente a grandes personas, más de doscientas , que han pasado por mi despacho en busca de una visión diferente de lo que es el trading y como aplicarlo en sus vidas.

He intentado dar lo máximo de mi, transmitir todas mis experiencias y más, mucho más. Tanto ha sido así que estoy exhausto y cansado, necesito tiempo para mi familia y mi mismo. Lo que empezó como una mera comunicación de mi trayectoria ha derivado en algo grande y hermoso que sobrepasa a mi persona y cobra vida propia.

No necesito estar presente por estos ruedos en busca de presas a las que capturar a golpe de cursos, no lo he hecho nunca y no quiero ser parte de la subcultura que se está generando a través de esta preciosa profesión, donde están apareciendo subalternos a diario con aires de grandeza, queriendo ser figuras sin haber pisado el albero.

A su vez, no quiero ser parte de esa imagen porque no me hace falta, no lo necesito y si he estado aquí ha sido porque he podido elegir, me gustaba, disfrutaba y además tenía la gran suerte de conocer a personas estupendas que si por algún casual les podía ayudar y si el estar a mi lado les servía de guía real de lo que este negocio significa, pues bien, ya me sentía recompensado.

Ahora, tengo otras prioridades y de mayor envergadura, requieren de una gran implicación y este espacio, el blog, me ocupaba mucho tiempo. Además, no quiero exponer nada relacionado con mi vida personal, para proteger a los míos y al final de cuentas todo lo que aquí he vertido es experiencia e información personal, incluso demasiada.

Seguimos en contacto. Todos aquellos que tenéis mi correo y teléfono podéis comentar, como siempre, todo lo que queráis. Os enviaré info acerca de la comunidad, mi libro y otras actividades a los contactos que ya tengo.

Os deseo lo mejor,


Rafa Ruiz